10 Сosas que tienes que hacer para que tu matrimonio no termine en divorcio


-9
-9 points
Advertisements

En el mundo moderno, el divorcio se está convirtiendo en un asunto común, solo basta con mirar las estadísticas desconsoladoras para darse cuenta de eso. Al mismo tiempo, todos sueñan con construir una unión feliz y vivir con su pareja en amor y armonía durante muchos años.

Reunimos consejos de psicoterapeutas y personas divorciadas, para saber cómo evitar errores y salvar un matrimonio.

Respeto mutuo

Una unión conyugal armoniosa se basa en el respeto mutuo. Incluso cuando estés muy enojado con tu pareja, expresa tus sentimientos con respeto.

Advertisements

El respeto permite poner fin a las situaciones cuando uno de los compañeros parece estar tratando de manipular a su pareja o pujar su posición.

No compares a tu pareja con los demás

Apiádate de ti mismo y de tu relación, no compares a tu media naranja con las parejas de tus amigos, y especialmente no lo hagas con personas extrañas en Instagram u otras redes sociales.

Recuerda que, muchas veces, los otros no transmiten una imagen real, sino una deseada de su vida y sus relaciones. Así que no sabemos con seguridad si los maridos de otras mujeres las rodean con pétalos de rosas todos los días, las llevan a restaurantes elegantes, o les regalan abrigos de piel. E incluso si es así, eso no significa que estas parejas sean felices.

Advertisements

Cuida tu cuerpo

Nunca dejes de cuidarte. La felicidad familiar también depende de las relaciones sexuales. Y ellas, muchas veces, se basan en el atractivo.

Cuida tu cuerpo. Renuncia a los pantalones gastados, las batas mugrientas y a las pantuflas viejas. Di que sí a un físico esbelto y a la ropa de casa en buenas condiciones. Esto se aplica tanto a hombres como a mujeres.

Primero tu pareja, luego tus hijos

Advertisements
Loading...

La paternidad nos exige cuidar desinteresadamente a los niños, pero será un error sacrificar nuestro matrimonio en la misión de ser padres. En primer lugar, el mundo no debe girar exclusivamente alrededor de los hijos, y en segundo, no olvides que la familia empieza en una pareja.

Además, los niños tarde o temprano crecen y abandonan el nido de los padres. Y depende solo de ti qué te quedará: una persona muy querida con la que compartes una historia en común, o un matrimonio roto.

Perdona

Nadie es perfecto y todos cometemos errores. En cualquier relación, los compañeros pueden malinterpretarse y lastimarse mutuamente. Si los cónyuges no saben perdonar, con el tiempo la relación colapsará bajo la carga de los agravios acumulados.

No intentes cambiar a tu pareja

Es un error común pensar que puedes cambiar a tu cónyuge. Todo el mundo tiene sus defectos, y es casi imposible remodelar a alguien para que corresponda plenamente con tus ideas sobre el compañero ideal.

Las cosas que ni siquiera tienes que tratar de cambiar en tu pareja incluyen los malos hábitos, las creencias religiosas, las relaciones con sus padres y los pasatiempos. Lo que vale la pena hacer es crear nuevas costumbres y tradiciones familiares que agraden a ambos.

Advertisements

Olvídate de los ultimátums, y nunca pronuncies la palabra “divorcio”

Evita frases tales como: “si esto continúa, te dejaré”, y nunca digas la palabra “divorcio”. Si vas a pronunciarla, entonces prepárate para ir al registro civil y a la separación de bienes, no lo hagas si luego vas a ponerte de rodillas pronunciando “no quise decir eso”.

Tales frases pronunciadas en el calor del momento, no se olvidan incluso después de la reconciliación, lo que aumenta el riesgo de separación.

Controla tu enojo

Trata de decirte a ti mismo “detente” cada vez que quieras decirle a tu ser querido una palabra insultante. Si sientes que no puedes controlarte, toma un respiro. Simplemente, no lo uses como una manipulación, castigando a tu pareja con el aislamiento. Dile que volverás a la conversación cuando te calmes y, por supuesto, cumple tu palabra.

Nunca digas cosas malas sobre tu pareja

Nunca digas cosas malas sobre tu pareja a terceros. Ya sabes, ni a tu mamá, ni a tus amigos. Su pelea pasará, se olvidarán de todo y se perdonarán, pero los miembros de tu círculo cercano lo van a recordar por siempre. Tu pareja seguirá siendo mala ante sus ojos y tendrán sentimientos negativos hacia ella.

Si estás a punto de explotar, antes que nada, habla de corazón a corazón con tu cónyuge. Si tienes que compartir tus problemas con alguien más, llama a tu psicólogo.

Aprende el lenguaje del amor de tu pareja

Cada uno de nosotros tiene su lenguaje de amor, y el tuyo es diferente al de tu pareja. Tal vez para él, una manifestación de cariño es la alabanza y las palabras de apoyo, o tal vez un mimo o un cuidado, una ayuda o regalos materiales. Cualquiera que sea su idioma amoroso, apréndelo y úsalo.


Like it? Share with your friends!

-9
-9 points